Tortugas de Agua Dulce [Razas, características, Cuidados]

Las tortugas de agua dulce se han convertido en una de las elecciones apropiadas para complementar las peceras. Esto se debe, en parte, al comportamiento manso que las caracteriza y lo sencillo en cuanto a cuidados y alimentación. Quienes tienen o desean tener estos animalitos deberían aprender más sobre ellos para conservarlos por largo tiempo.

Tipos de tortugas de agua dulce para acuarios

Algo importante que deben saber las personas es que no todas las tortugas son iguales, hay diferencias entre especies. En primera instancia, debe aclararse que existen las tortugas de agua dulce y las marinas. De hecho, incluso entre las tortugas de agua dulce hay diversos tipos con características variables y exigencias diferentes.

El tipo de tortuga influye de forma directa en todo lo relacionado con su apariencia y sus cuidados. Aunque existe una gran diversidad en tipos de tortugas de agua dulce, hay 3 que son muy populares. Estas son las siguientes: tortugas de orejas rojas, tortugas de Cumberland y tortugas de orejas amarillas.

Tortugas de orejas rojas

Son mascotas muy populares y una de las que más tienen los individuos en sus acuarios domésticos. Esto se debe a que están distribuidas alrededor de todo el mundo y alcanzan grandes volúmenes en su venta. Se les puede ver principalmente en México y en Estados Unidos, en el río Misisipi tomando el sol sobre las rocas.

Es un animal semi-acuático, lo que quiere decir que es capaz de sobrevivir tanto en el agua como en la tierra. El caparazón lo tiene algo inclinado en la parte inferior. En cuanto a su cuerpo, tiene un color verde fuerte con algunas pigmentaciones de color amarillo.

Pero lo que más se destaca en ellas son 2 manchas rojas en la parte lateral de su cabeza. Razón por lo cual se le atribuye este nombre de tortuga de orejas rojas. Puede llegar a medir unos 30 centímetros, en cuanto a longitud, y las hembras son más grandes que los machos.

Tortugas de Cumberland

Las tortugas de Cumberland son procedentes de Estados Unidos, más específicamente de Kentucky y Tennessee. Su caparazón tiene forma de óvalo, de color verde, con algunas manchas negras y amarillas un tanto claras. Su cuello, así como su cabeza, es un poco más oscuro, pero conservando el color amarillo como si fueran líneas.

Su longitud oscila entre los 17 centímetros a 21 centímetros y están bien en una temperatura de 25°C a 35°C. Debido a que es un animal que pasa momentos largos en el sol, debe tener acceso a la luz natural. Por otro lado, su alimentación se basa principalmente en algas, cangrejos y renacuajos.

Tortugas de orejas amarillas

Son tortugas domésticas que se caracterizan por tener franjas amarillas aplanadas, tanto en la cabeza como en el cuello. De igual forma, estas franjas se les aprecian en las patas, su cola y la parte del vientre del caparazón. El tamaño que llegan a alcanzar es entre unos 20 centímetros y 30 centímetros, diferenciándose de las hembras por sus patas.

Su procedencia principal es de algunas zonas de México, pero también están en los Estados Unidos de América. Necesitan que les dé la luz solar, pues disfrutan pasando largos períodos exponiéndose a estos rayos. Ya que se adaptan fácilmente a vivir en acuarios, siendo de muy sencillos cuidados, podrían considerarse tortugas domésticas.

Recomendaciones para el cuidado de las tortugas domésticas

Al igual que los peces necesitan cuidados, las tortugas de agua dulce deben ser atendidas adecuadamente. Es  vital que las personas que las tienen como mascotas sepan cuáles son las recomendaciones de cuidado. Aunque no son animales con demasiadas exigencias, hay ciertas precauciones que deben tomarse al preparar su hábitat.

Detallar los consejos sobre la limpieza continua, y el cuidado de su alimentación, también resulta bastante útil.

Colocarlas en un acuario apropiado

Las tortugas de agua dulce necesitan que se les coloque en un acuario apropiado para ellas. Lo ideal es que, en lo posible, la gente imite el hábitat natural en donde se desenvuelven estos animales. Para esto los acuarios deben cumplir algunas condiciones especiales, como las que se especifican a continuación

  • Tamaño: El acuario tiene que ser tan grande como para que las tortugas puedan nadar de forma cómoda. Algunas de estas mascotas llegan a medir hasta 40 centímetros, por lo cual la pecera tiene que ser grande. Con respecto a lo profundo del agua, debe ser de 15 centímetros a 20 centímetros.
  • Temperatura en el agua: El ambiente idóneo debe estar entre los 25°C a 28°C y para lograrlo puede usarse un termo calentador.
  • Zona sin agua: Debe haber un espacio de tierra en el cual las tortugas puedan secarse y tomar el sol.
  • Exposición al sol: Las tortugas requieren de exposición al sol unas 2 horas o 3 horas. Por lo tanto, el acuario debe ser colocado en una zona a la que lleguen los rayos ultravioleta. De no ser posible, pueden instalarle lámparas UV-B para brindarles calor.

Limpiar su ambiente continuamente

El ambiente donde estén las tortugas de agua dulce siempre debe mantenerse limpio, en buenas condiciones. Este asunto es clave para que las tortugas conserven un estado de salud ideal. Se debe revisar continuamente que la pecera no contenga desechos u otros agentes contaminantes, y cambiar el agua periódicamente. Sin embargo, la instalación del filtro contribuirá más a que el agua se mantenga limpia.

Vigilar con cuidado su alimentación

La  alimentación va a depender de la especie o tipos de tortugas que tengan en sus acuarios. Por lo general, estos animalitos son carnívoros, aunque también comen vegetales. Debido a eso, lo más sencillo es recurrir al alimento comercial, que contiene todos los nutrientes necesarios.

¿Cuánto tiempo viven las tortugas?

En condiciones ideales, las tortugas de agua dulce pueden tener un tiempo de vida entre 10 años a 20 años. Claro, eso va a depender de manera directa de los cuidados que les den las personas. Aspectos como la condición del acuario, la limpieza de este y la alimentación, serán determinantes en el tiempo que vivan.