Paridera para peces [Tutorial completo 2020]

Las personas que experimentan el gusto de cuidar peces, y quieren tener más, necesitan aprender sobre las parideras. Hay ciertas especies de peces que requieren de esa atención especial para tener crías saludables que sobrevivan. Por ello, es positivo adquirir conocimientos sobre cómo usar una paridera y los beneficios que esta reporta.

Paridera para peces: ¿Qué es?

Una paridera para peces consiste en un micro acuario que tiene varios compartimientos, alrededor de 3 o 4. Sirve para la hembra que va a tener crías y los comportamientos permiten una separación apropiada, si es más de una. Está fabricada con plástico y posee una tapa en la parte superior que resulta muy útil.

Eso se debe, en parte, a que sirve para proteger a los habitantes acuáticos de la temperatura en el exterior. Dicha tapa también evita el peligro de que un pez escape y muera fuera del agua. Una paridera se diseña de tal forma que pueda colocarse cerca de la pecera, dependiendo del tipo que sea. Las externas se cuelgan en un lateral, mientras que las flotantes van dentro de la misma pecera.

Utilidad de las parideras para peces

Hay peces machos de muchas especies que suelen ser defensivamente violentos al proteger el territorio de su nido. Esa conducta agresiva usualmente genera muchos inconvenientes dentro del acuario general. Las crías, claramente indefensas, podrían ser atacadas o incluso comidas por otros peces que habitan en ese espacio acuático.

Las hembras no protegen en lo absoluto a sus crías, de hecho, es posible que hasta ellas mismas las coman. Por lo tanto, resulta imprescindible tener una paridera para peces en la que pueda aislarse a las hembras embarazadas. Así, las crías crecerán lo suficiente para dejar de ser vulnerables ante los otros peces presentes en la pecera general.

Una paridera para peces, en ocasiones, también se emplea como un mini acuario de cuarentena para alejar a los enfermos. Otro uso común, de este tipo de peceras plásticas pequeñas, se basa en el aislamiento de un ejemplar por mal comportamiento.

De esa forma, los dueños pueden decidir qué hacer con ese pez mientras evitan que cause más conflicto. Claro está, es necesario aclarar que la utilización adecuada es el aislamiento de hembras embarazadas y crías recién nacidas.

¿Cómo funcionan las parideras?

El particular funcionamiento de una paridera para peces hace posible vencer el obstáculo de proteger a las crías. Se puede explicar ese funcionamiento en solo 3 simples pasos:

  1. La paridera se llena con agua del acuario y se introducen en ella a las hembras embarazadas.
  2. Las hembras ponen sus huevos y estos acabarán al fondo. Algunos modelos incluso traen una malla que permite la separación de los huevos y los progenitores.
  3. Se saca a la hembra, pero se deja a las crías en el mini acuario. Deben permanecer allí hasta que desaparezca el riesgo de que sean comidas.

Proceso de limpieza de una paridera

El mantenimiento de las parideras para peces es vital para que estas sigan siendo beneficiosamente útiles. Quienes no saben limpiarlas corren el riesgo de perjudicar a las hembras embarazadas y a las crías que alberguen allí. Hay muchas probabilidades de que aparezcan prontamente algas marrones y verdes que se mezclen con los restos perjudiciales.

Es indispensable que se prevenga la acumulación de restos de excrementos y comida. Además de ello, al igual que pasa en el acuario general, se debe cambiar el agua para renovarla. Se pueden emplear distintos métodos de limpieza, dependiendo del tipo de paridera usada.

Por ejemplo, si es flotante, se puede levantar solo un poco para que el agua interna y los restos terminen en la pecera. De esa forma, el agua de la paridera se renovará y el filtro del acuario se encargará de los desechos. Por otra parte, si es una externa, se puede volcar para que los restos salgan a través de las rejillas. Se debe tener cuidado para evitar que se salgan los habitantes y, luego, renovar sin problemas el agua.

Consejos de uso de una paridera

Al comprar una paridera para peces por primera vez, muchas personas no saben bien cómo manejarla. En esos casos, es recomendable seguir ciertos consejos prácticos que faciliten el aprovechamiento de ese mini acuario. A continuación se detallan algunas sugerencias de ese tipo:

  • Se debe llenar con agua del acuario, sin cloro.
  • Una vez que las hembras tengan a sus crías, deberán ser retiradas del mini acuario para que no se las coman.
  • Debería ser colocada en una zona con poca corriente del aire e iluminación reducida.
  • Usar las ventosas incorporadas para sujetarla.
  • Colocar solo una hembra en cada compartimiento, para evitar rivalidad, y elegir de acuerdo al tamaño de la especie.
  • Hay que evitar prolongar la estancia de los peces grandes más de 1 día o 2 días allí, porque se estresan.
  • Usar una esponja, pero no de metal, para limpiar.